Cirugía ortognática



La cirugía ortognática o cirugía de los maxilares corrige las anomalías de los huesos allí donde el tratamiento de ortodoncia no puede llegar.

La cirugía ortognática tiene como finalidad mover la mandíbula a una posición más adecuada, más estética, más funcional y por supuesto más saludable.

La cirugía ortognática está destinada a todos aquellos pacientes adultos que sufren una grave maloclusión (mordida inadecuada) por causa esquelética y que por tanto no pueden ser tratados únicamente con ortodoncia dental. 

Actualmente, gracias a las placas y tornillos de titanio, entre otros avances, se tiene mucha mejor estabilidad y predictibilidad en estos tratamientos, con el añadido de que se reduce el tiempo de recuperación post-quirúrgico.