Niños



La edad ideal para llevar el niño por primera vez al ortodoncista son los 6 años. Normalmente a esta edad no es necesaria la ortodoncia y simplemente se establece un calendario de revisiones gratuitas para controlar la evolución del niño.

Sin embargo hay algunas situaciones como pueden ser chuparse el dedo, interponer la lengua al tragar entre los dientes, las vegetaciones, uso del chupete, etc. en las que puede ser conveniente empezar un tratamiento temprano con el fin de prevenir o interceptar problemas posteriores.

A partir de los 8 años ya se puede empezar la primera fase del tratamiento ortodóncico, en esta fase sobre todo se trata:

   • Paladar estrecho que normalmente se acompaña de desviación de la mandíbula al cerrar. Esto puede llevar a que la mandíbula crezca de forma asimétrica.

   • Pérdida prematura de dientes de leche que puede provocar la pérdida de espacio para piezas definitivas.

   • Alteraciones en maxilar y mandíbula que son susceptibles de algún tratamiento para controlar un crecimiento anómalo.

Normalmente son aparatos sencillos y tiene una duración de 12-18 meses.